escritura photo

Aceptemos que escribir con corrección no es una de las prioridades del ciudadano medio. Me recuerda, por su circunstancia, a los acomodadores de los cines de mi infancia: agradecíamos su labor, pero cuando no estaban tampoco se les echaba demasiado de menos. El mundo, ay, sigue girando.

Ahora bien, el hecho de que la buena escritura esté devaluada favorece paradójicamente que goce de tanto prestigio en ciertos círculos (literarios, académicos, periodísticos, publicitarios…). Redactar con elegancia y pulcritud es difícil, pero gratificante. El buen redactor, esa rara avis, siempre imprime un sello distintivo de calidad; de ahí que se valore tanto su labor.

No todo el mundo está dotado para estos menesteres. Bien lo saben aquellos que, sin atesorar grandes conocimientos lingüísticos, se han atrevido a redactar una tesis, un memorándum o una obra literaria. ¿Escribo aquí una coma, un punto, o tal vez un punto y coma…? ¿Mi estilo es demasiado ampuloso, quizá demasiado simple? ¿Debería articular mi texto en más párrafos, escribir menos adjetivos, ser más sutil? ¿Repito demasiado las líneas argumentales? Son demasiados quizás. Escribir una tesis, una novela, un cuento, un trabajo de fin de carrera, etcétera, nos obliga a movernos entre la gestión de las ideas –que requiere toda nuestra concentración– y las engorrosas embestidas de esos quizás de los que hablaba antes.

¡Respira hondo: hay solución! Aquí es donde entra la figura del asesor lingüístico (o corrector de textos). Es él o ella quien se encargará de pulir el texto. Su objetivo será mejorarlo lingüísticamente sin traicionar el espíritu del autor.

Cito algunas de las tareas –entresacadas de una larguísima lista– de las que se encarga el corrector o asesor lingüístico:

Eliminar: Erratas, faltas de ortografía, redundancias, incorrecciones gramaticales, anacronismos involuntarios, errores conceptuales…

Mejorar: La puntuación, el estilo, las ideas…

Si me necesitas, contacta conmigo.

Puedo darte un presupuesto sin compromiso. Para ello, por favor, envíame una página del texto y dime cuántas palabras tiene (este dato está disponible en cualquier procesador de textos).

Un saludo

Francisco Rodríguez Criado

Escritor, corrector y profesor de talleres literarios y editor de blogs sobre literatura y lenguaje: Narrativa Breve, Grandes Libros, Corrección y Estilo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario